Intendentes de Canelones, Colonia y Maldonado disertaron en Desayuno de ADM

Los intendentes quieren tener vía libre para gastar el superávit en obras, por lo que lo remarcan en cada oportunidad que tienen. En el marco de un desayuno organizado por la Asociación de Dirigentes de Márketing (ADM) este miércoles, Yamandú Orsi de Canelones; Carlos Moreira, de Colonia; y el fernandino Enrique Antía, dejaron en claro que incumplen con el artículo 302 de la Constitución, que obliga a los gobiernos departamentales a invertir los excedentes financieros en la amortización de deudas.
“La verdad es que me cuelgan en la plaza si hacemos eso”, dijo el jefe comunal de Colonia, haciendo referencia a que “sería ridículo” postergar las necesidades diarias de los ciudadanos para pagar cuentas que aún no vencieron. “Miren si yo le digo a un vecino: ‘No le arreglo la calle, no le levanto la basura porque tengo que pagar un fideicomiso que vence en el 2022′”, agregó.
De todos modos, Moreira hizo hincapié en que las intendencias deben cumplir con las cuentas que asumieron, siempre y cuando venzan en el corto plazo. En ese sentido, señaló que en 2016 el gobierno de Colonia generó un superávit de “varios cientos de millones” de pesos y lo utilizaron para cancelar pagos de ese momento. “De ninguna manera lo hubiéramos dedicado a amortizar deudas que no están vencidas”, afirmó.
En el mismo sentido opinó Orsi, quien destacó que el artículo 302 de la Constitución tiene distintas interpretaciones, por lo que hay constitucionalistas que apoyan a los jefes comunales y otros que creen que deben saldar deudas antes de invertir en obras. “Negarle a la gente los recursos para la infraestructura, para lo que necesitan, por cuestiones de si es constitucional o es inconstitucional, me parece que es un error”, sostuvo.
Además, el intendente señaló que los gobiernos departamentales cumplen con las cuentas “como nunca antes había pasado”. En ese sentido, recordó que las intendencias solían estar muy endeudadas con los entes públicos o con los bancos. “A nadie se le ocurre hoy los niveles de endeudamiento que había antes, ahora estamos todos al día porque hay mecanismos que nos permiten estar al día”, agregó.
De todos modos, el Congreso de Intendentes votó por unanimidad este martes conformar una delegación que se reunirá con el Tribunal de Cuentas para realizar una “consulta vinculante” al respecto.
Antía, por su parte, sostuvo que él quiere dejar “el nombre de Maldonado bien alto” en lo que refiere a deudas, pero eso no significa que se hará cargo de toda la mora que generó la comuna en los últimos años. De hecho, sostuvo que “no fue fácil arrancar de menos 20”, ya que cuando recibió la intendencia en 2015 había un pasivo de US$ 93 millones. “La responsabilidad nuestra son los cinco años de gobierno, vamos a reducir la deuda en un 30%, pero no podemos pagarla toda”, señaló.
Asimismo, el intendente consideró que “hay muchas obras” que no se pudieron realizar en el último tiempo en el departamento por falta de ingresos, por lo que es “fundamental” trabajar en su infraestructura. En ese sentido, hizo hincapié en que el desarrollo permite que haya inversión y nuevas oportunidades de trabajo. “Nosotros tenemos que, primero, desarrollar el departamento, generar oportunidades laborales y cumplir los pagos”, afirmó.
Nota cortesía de El Observador

También le puede gustar

Eventos realizados

5ª Edición del Marketing Day

Innovación, tecnología, liderazgo y Marketing fueron algunas de las temáticas desarrolladas por destacados ponentes  iberoamericanos. La Asociación de Dirigentes de Marketing (ADM)  presentó por 5º año consecutivo su  Marketing Day

Eventos realizados

Los tres economistas coincidieron en que es peligroso demorarse en acompañar suba del dólar en países vecinos

El contexto externo menos favorable, la desaceleración de la economía uruguaya y las prioridades del gobierno en materia de política económica, estuvieron en el centro de la discusión en el

Eventos realizados

Cuanto mejor trates a la gente, mejores resultados vas a lograr

Tras 17 años en Coca Cola -donde además de ocupar posiciones en Europa llego a ser vicepresidente de RRHH para Latinoamérica Sur-, tres en Molinos Rio de la Plata, ocho